Noticias Chihuahua

 

Según informes, Corea del Norte está suministrando a Rusia millones de proyectiles de artillería para utilizarlos en la guerra contra Ucrania. ¿Qué quiere lograr con esto el líder norcoreano Kim Jong-un?

 

Ciudad de México.- La visita a Pyongyang del presidente ruso, Vladimir Putin, y sus conversaciones con el líder norcoreano, Kim Jong-un, demuestran, sobre todo, que las relaciones entre Rusia y Corea del Norte son tan estrechas como no lo fueron durante décadas.

Putin y Kim  anunciaron, durante la visita, un nuevo acuerdo de defensa que prevé «el respaldo mutuo en caso de agresión contra una de las partes«, según el jefe del Kremlin.

De acuerdo con varios informes de medios, Corea del Norte ha proporcionado a Rusia proyectiles de artillería y, al menos de acuerdo con algunas fuentes estadounidenses y ucranianas, incluso misiles balísticos para su uso en Ucrania. A cambio, Rusia, aparentemente, ha ofrecido apoyo en forma de tecnología militar y satelital.

Ambas partes negaron estos informes. Si fueran ciertos, esto sería una violación del embargo de armas de la ONU contra Corea del Norte.

Corea del Sur: casi cinco millones de proyectiles camino a Rusia

La semana pasada, el ministro de Defensa de Corea del Sur, Shin Wonsik, dijo que su país había descubierto hasta 10.000 contenedores de envío en ruta desde Corea del Norte a Rusia. Estos podrían contener hasta 4,8 millones de proyectiles de artillería.

En una entrevista con la empresa de medios estadounidense Bloomberg, Wonsik dijo que Putin probablemente pediría más granadas durante su visita a Pyongyang. En un informe anterior del servicio secreto de Estados Unidos, se habló sobre «al menos tres millones» de granadas entregadas por Corea del Norte a Rusia.

Si se confirmaran esas entregas, eso sería un enorme apoyo a Rusia en la guerra en Ucrania. Tanto Rusia como Ucrania se quejan de una escasez crónica de granadas, por lo cual los ataques de artillería se ven dificultados.

En entrevista con la redacción rusa de DW, el experto militar austríaco Wolfgang Richter señaló que los aliados europeos de Kiev no pudieron entregar ni siquiera un millón de proyectiles a Ucrania dentro del plazo autoimpuesto de un año.

«Al final, después de un año, sólo se entregó aproximadamente la mitad; el resto debería llegar a finales de este año«, dijo. Por el contrario, Corea del Norte podría haber suministrado a Rusia hasta tres millones de proyectiles de artillería, supone Richter. «Eso puede que no decida la guerra, pero es una entrega importante«.

Estados Unidos y Ucrania sostienen, además, que las fuerzas militares rusas emplearon misiles norcoreanos. En enero, Estados Unidos acusó a Moscú de estar utilizando misiles balísticos norcoreanos de corto alcance para atacar objetivos en Ucrania. Dichos misiles tienen un alcance de unos 900 kilómetros, según el portavoz de Seguridad Nacional de EE. UU., John Kirby.

El funcionario no proporcionó más detalles sobre los tipos de misiles utilizados. Sin embargo, un gráfico distribuido por la Casa Blanca muestra misiles balísticos de corto alcance del tipo KN-23 y KN-25. Ucrania confirmó esta información, diciendo que se examinaron restos de más de 20 misiles norcoreanos disparados sobre territorio ucraniano.

El mes pasado, la estadounidense Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), desclasificó un informe que, supuestamente, contiene evidencia fotográfica de misiles norcoreanos derribados en Ucrania.

Según el experto militar Richter, sin embargo, no está comprobado fehacientemente que Corea del Norte haya entregado misiles a Rusia. Pero «es imaginable» que algunos sistemas de misiles más antiguos hayan caído en Ucrania.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, recibió con todos los honores al mandatario ruso, Vladimir Putin.© GAVRIIL GRIGOROV/AFP/Getty Images

Corea del Norte, con intereses propios

Por su parte, Pyongyang une su apoyo a Rusia con intereses propios concretos: desarrollar nuevos sistemas de armamento avanzados. «De ese modo, los norcoreanos podrían beneficiarse de la tecnología misilística rusa«, indicó Richter.

Pero Corea del Norte tendría cuidado de no agotar completamente sus reservas en favor de Rusia. «En última instancia, quiere estar preparado para un conflicto en la península de Corea«, dijo Richter, refiriéndose a las tensiones de Corea del Norte con Corea del Sur, Japón y Estados Unidos.

Dado que Rusia está ampliando su producción de armamento actualmente, es difícil determinar la importancia que tienen las armas norcoreanas para el Kremlin. Pero parecería que las fuerzas rusas en el frente han tomado la iniciativa y han hecho retroceder a las fuerzas ucranianas paso a paso durante los últimos meses.

Además, observadores sospechan que Corea del Norte también apoya a Moscú fuera del campo de batalla. Hay informes que indican que está enviando a trabajadores a Rusia y a los territorios ocupados por Rusia en Ucrania a fin de reemplazar a los trabajadores que fueron reclutados para el Ejército allí.

Y a nivel diplomático, el régimen de Pyongyang está del lado de Rusia. Respalda abiertamente la invasión de Ucrania, y es el tercer país, luego de Rusia y Siria, en haber reconocido la independencia de las regiones separatistas ucranianas de Donetsk y Lugansk.

¿Acercamiento a Rusia y alejamiento de China?

Ahora, la lealtad de Kim a Putin parece dar frutos. Rusia no solo se comprometió a defender a Corea del Norte en caso de una «agresión«, sino que, además, pondrá a disposición energía y conocimientos para ampliar la economía y el arsenal militar del país. Los lazos de Pyongyang con Moscú podrían ya superar los que lo unen con China, su tradicional aliado y protector.

Analistas suponen que el respaldo de Rusia ha envalentonado a Kim, quien actualmente está recrudeciendo las tensiones con Corea del Sur.

«Nos hemos dado cuenta de que el comportamiento de Corea del Norte ha cambiado últimamente y se ha vuelto más agresivo«, explica a DW Hyun Seung-soo, experto en las relaciones entre Corea del Norte y Rusia, en el Instituto Coreano para la Unificación Nacional, en Seúl. «Podría ver esto como una oportunidad para emprender acciones militares contra el sur, dijo Hyun.

Sin embargo, el acercamiento con Rusia también podría llevar a que Kim pierda apoyo en Pekín, afirmó Richter. «No estoy seguro de si China está realmente contenta con este desarrollo«, agregó. «Parece como si Pekín estuviera indicando a Moscú que no vaya demasiado lejos y que no viole las regulaciones de no proliferación«.

Con Información de: DW US-LATAM

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com