Comisión Especial para seguimiento

 

Con la finalidad de solucionar la problemática de los cortes de electricidad, el Congreso del Estado, convocó a la Comisión Federal de Electricidad para que tome las acciones inmediatas, a efecto de que se regularice la generación de energía eléctrica.

El diputado Saúl Mireles Corral, iniciador de la proposición, señaló que la reciente ola de calor que se ha vivido en el país, ha ocasionado una situación de emergencia en diferentes regiones y municipios, los cuales han experimentado picos de calor que oscilan entre los 40 hasta los 49 grados de temperatura, por lo que se han debido tomar las acciones pertinentes para salvaguardar a la población de esta onda de calor que por desgracia ya ha ocasionado la pérdida de vidas humanas a consecuencia de los intensos golpes de calor.

Explicó que esta atípica temporada de calor además de la situación de emergencia, ha sacado a la luz una situación de la que hacía ya mucho tiempo que no se tenía registro, que son los apagones y cortes de luz, lo que expone la realidad que impera al interior de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual, por una serie de malas decisiones en lo que a política energética se refiere, y a la nula creación de infraestructura energética y el nulo mantenimiento a la ya existente, esta hoy dejando sin energía al país.

Dijo, es importante mencionar, que la Comisión Federal de Electricidad a cargo del Manuel Bartlett, recibió para este 2023 casi $500,000 millones (quinientos mil millones de pesos 00/100 M.N.), de los cuales solo el 11% se destinará para la inversión en infraestructura, y partiendo de que la misión de la CFE es la de suministrar insumos y bienes energéticos requeridos para el desarrollo productivo y social del país de forma eficiente, sustentable, económica e incluyente, nos encontramos ante una realidad diametralmente diferente, ya que ni es eficiente, tampoco es sustentable, mucho menos económica, y ni se diga que es para todos.

“El desabasto es ya verdaderamente alarmante, lo que inicio como apagones esporádicos e intermitentes, pasaron a ser de 10 horas o más, ahora se han convertido días consecutivos sin el servicio de energía, afectando servicios básicos como lo son el agua potable, atención en hospitales y escuelas, lo cual se traduce en un riesgo muy alto de salud”, aseveró el legislador.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com