Home Interés Extraditan a EE.UU. a la extesorera del gobierno de Hugo Chávez

Extraditan a EE.UU. a la extesorera del gobierno de Hugo Chávez

by AL PE
PAUSA.MX

Claudia Patricia Díaz Guillén, quien fuera tesorera de Venezuela durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, fue extraditada este jueves a Estados Unidos desde España, informó este viernes en Twitter el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

En la publicación, ICE indica que Díaz Guillén llegó al sur de la Florida este jueves para responder a cargos relacionados con el lavado de dinero.

La exfuncionaria venezolana y su esposo —Adrián José Velásquez Figueroa— fueron acusados en diciembre de 2020 en una corte del Distrito Sur de la Florida, informó en su momento el Departamento de Justicia de EE.UU.

Según los fiscales estadounidenses y la acusación, Díaz y su esposo —quien fue parte del equipo de seguridad del fallecido presidente Hugo Chávez— habrían recibido «millones de dólares» en sobornos de Raúl Gorrín, propietario de la televisora Globovisión en Venezuela, quien, según el expediente, buscaba tener acceso preferencial a la compra de dólares en Venezuela entre 2008 y 2017, años en los que estuvo en vigor un régimen de control cambiario en ese país.

En esa trama también fue acusado otro extesorero del gobierno de Hugo Chávez, Alejandro Andrade Cedeño, sentenciado en noviembre de 2018 por cargos de lavado de dinero.

Según el Departamento de Justicia, como parte de su declaración de culpabilidad Andrade admitió que recibió más de US$ 1.000 millones en sobornos de Gorrín y otros cómplices a cambio de valerse de su cargo para permitirles hacer transacciones de cambios de divisas a precios preferenciales.

Gorrín presuntamente «transfirió dinero para y en beneficio» de los acusados, el cual fue utilizado para «jets privados, yates, casas, caballos, relojes de alta gama y una línea de moda», explicó el Departamento de Justicia entonces.

Gorrín, quien vive en Venezuela y ha sido declarado prófugo por la justicia de EE.UU., se defendió en noviembre pasado en una serie de mensajes en Twitter, donde negó las acusaciones y dijo que «la fiscalía americana no solo impulsa una narrativa motivada por intereses políticos, sino que lo hace sin elementos probatorios de ningún tipo».

Related Articles

Leave a Comment