stilo libre

¡Alerta roja en San Francisco del Oro! Los trabajadores sindicalizados de la Presidencia Municipal, en un alarde de justicia laboral, han decidido que el próximo viernes 28 de julio nadie entrará ni saldrá de las oficinas de la alcaldía. Y todo por culpa del inefable alcalde Arturo Huerta, quien no ha podido cumplir ni con la simple tarea de pagarles una de las cuatro quincenas que les debe. Claro, él había prometido que el 20 de junio sería el día mágico en que sus bolsillos verían un poquito de alivio. Pero, como siempre, las promesas se las llevó el viento.

El secretario del Trabajo, Agustín Chávez, y la Secretaria General del Sindicato, Mayté Rodríguez, están más que cansados de las promesas incumplidas de Huerta. Después de llegar a un acuerdo donde se pagaría una quincena cada dos semanas y las tres restantes en septiembre, Huerta decidió que el calendario laboral no aplica para él. Los 50 empleados, hartos de esperar, han decidido cerrar las puertas y ventanas del Ayuntamiento hasta que alguien se digne a cumplir con lo acordado. La huelga está servida, señoras y señores, y parece que el alcalde necesitará más que palabras vacías para resolver este embrollo.


¡Escándalo electoral en Guadalupe y Calvo! Alejandro Domínguez, presidente del comité directivo estatal del PRI, ha decidido que no se quedará de brazos cruzados ante las presuntas irregularidades en la reciente elección para Alcalde. El Tribunal Estatal Electoral ya tiene en sus manos el expediente remitido por el Instituto Estatal Electoral, después de que el PRI solicitara la anulación general de las casillas. Domínguez asegura que el pasado 2 de junio, el municipio vivió un caos electoral con robo de urnas, manipulación de votos y amenazas, creando un ambiente de tensión que, según él, deslegitima los resultados.

Pero la controversia no se detiene ahí. Domínguez reveló que el PRI ha impugnado al menos cuatro elecciones de Alcalde en el estado, incluyendo las de Belisario Domínguez, Ojinaga, Allende y, por supuesto, Guadalupe y Calvo. Alegan un cúmulo de irregularidades que, según su versión, no pueden ser ignoradas. Mientras el Tribunal Estatal Electoral delibera, los ciudadanos observan expectantes, cuestionando la integridad del proceso electoral y el futuro de sus municipios. ¿Será que la política chihuahuense jamás nos dejará de sorprender?


No es un secreto que algunos actores políticos morenistas ya están pidiendo a la gober la cabeza de Cesar Jáuregui, por los niveles de violencia elevados en el estado (y no es que haya robos o asaltos sino mucho asesinato entre grupos del crimen organizado), que al final del día, causan temor al ciudadano común.
La cosa es que el buen Jairegui es uno de los políticos con mejor capacidad de negociación, que lo demostró cuando estaba como secretario de Gobierno, nomas que en la Fiscalía General del Estado, parece que esas capacidades no están dando resultados.
Ya el discurso de que esos delitos son del fuero federal están muy gastados, porque al final del día, el ciudadano común le vale 3 pepinos a quien le corresponde qué cosa, sino lo que quiere es paz y tranquilidad, algo que no está funcionando a nivel estatal.
Como ejemplo, fue la pasada elección, donde a la mayoría de los chihuahuenses reconocieron el jálense los panistas en algunos rubros pero determinaron que MORENA seguiría en otros.
Y no es que el buen Santi De la Peña no haga buen jale al frente de la Secretaría, pero realmente era el punto fuerte de Jáuregui; porque fue el el que tranquilizó la bola de artistas que amenazaban con boicotear la presentación de “La Golondrina y su Príncipe”, que quien sabe que les prometió pero lo logró; eso, sin mencionar la gestión con transportistas y los concesionarios del transporte urbano, por mencionar lo más fuerte.
Nomas que en el caso de seguridad, tal parece que las cosas siguen igual y aunque la Federación no puso de su parte y tal parece que los próximos 6 años tampoco, deberían plantearse alguna medidas o cambios necesarios porque definitivamente la violencia está superando al estado.


El que de seguro ya amarró su puesto en la siguiente administración municipla es sin duda Pepe Jordán, actual director de Desarrollo Económico y Competitividad, quien encabezó el recién evento en el Centro llamado “Antojos”, una variación de “Festival Cuulinaria”, que ya es tradicional en la capital y ha sido un gran éxito, al tener a miles de asistentes al Paseo Bolívar y hacer que el centeo cobre mucha vida, como no se veía en algunos años.
Sin lugar a dudas, Antojos se convirtió en el segundo evento organizado por el Municipio que deja importante derrama económica y afluencia, así que el señor Jordán Orozco tiene su lugar bien definido, ya que como dice el slogan municipal “más resultados”.
Y no es que haya una fórmula secreta o gran investigación, sino hacer espacios, delimitar y dar oportunidad a los productores de comida, cerveza y artesanos para que los chihuahuenses decidan acudir a desestresarse, convivir, “conbeber” y disfrutar.
Así como en aquellos tiempos del ya olvidado “Ruta 1” o “Centrópolis”, que demostró que los chihuahuenses pueden convivir en paz y disfrutar de un gena evento, Antojos fue una gena muestra.
Un 10 para Pepe, que con organización, voluntad y apertura, hacen de un evento sencillo en toda una sensación.
Esperemos que Marco Bonilla muestre la categoría y no tenga que cumplir compromisos políticos y deje a quienes le dan resultados, como es el caso de Jordán, que no solo es muy querido por el gremio empresarial sino hasta ya por la popul. Unos tres años más no le vendrían mal.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com