Ciudad de México.- Una misión espacial no tripulada de India entró este sábado en órbita lunar, en el segundo intento de alunizaje del país asiático, que busca dar un nuevo impulso a su programa espacial de bajo coste.

La nación más poblada del mundo cuenta con un programa aeroespacial de poco presupuesto en comparación con las potencias espaciales mundiales.

Pero recientes éxitos la han acercado al nivel de Rusia, Estados Unidos y China, los únicos en haber conseguido hasta ahora un alunizaje controlado.

La Organización India de Investigación Espacial (ISRO) confirmó que Chandrayaan-3 -«nave lunar» en sánscrito-, se había «insertado con éxito en la órbita lunar«, más de tres semanas después de su lanzamiento.

De culminar con éxito, la misión se posará cerca del polo sur del satélite terrestre entre el 23 y el 24 de agosto.

En la anterior misión del programa Chandrayaan, los equipos terrestres perderán contacto con la nave poco antes de su llegada a la Luna.

«Valor» y «Sabiduría»

Chandrayaan-3 incluye un módulo de aterrizaje llamado Vikram, que significa «valor» en sánscrito, y un rover bautizado Pragyan, la palabra sánscrita para «sabiduría».

La misión, con un coste de 74.6 millones de dólares, confirma la ambición y el rápido desarrollo del programa espacial indio, que en 2008 lanzó una sonda en órbita lunar.

Los expertos afirman que India puede mantener bajos los costes copiando y adaptando la tecnología espacial existente y gracias a la abundancia de ingenieros altamente cualificados con salarios muy inferiores a los de sus homólogos extranjeros.

Solucionar los fallos

Chandrayaan-3 ha tardado mucho más en llegar a la Luna que las misiones tripuladas Apolo de los años 60 y 70, que llegaron en cuestión de días.

El cohete indio es mucho menos potente que el Saturno V de Estados Unidos y orbitó la Tierra cinco o seis veces de forma elíptica para ganar velocidad, antes de ser enviada a una trayectoria lunar de un mes de duración.

Si se cumple el alunizaje, Vikram explorará la zona lunar y recogerá imágenes que enviará a la Tierra para su análisis.

La misión debe durar 14 días, que corresponden a un día lunar.

El jefe de la ISRO, S. Somanath, declaró que sus ingenieros estudiaron detenidamente los datos de la última misión fallida e hicieron todo lo posible por solucionar los fallos.

En 2014, India se convirtió en el primer país asiático en colocar un satélite en órbita alrededor de Marte y tres años después lanzó 104 satélites en una sola misión.

De cara al próximo año, el país de más de mil 400 millones de habitantes quiere llevar a cabo una misión tripulada de tres días en órbita alrededor de la Tierra.

India también intenta aumentar su participación, actualmente de 2 por ciento, en el mercado espacial comercial en el mundo, gracias a unos costos mucho más bajos que los de sus competidores.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com