PAUSA.MX

NOTICIAS CHIHUAHUA

 

La génesis de la Reforma Judicial propuesta por AMLO y avalada por cuanto cuatrotero hay en el país inició aquel 5 de febrero en el que la recién nombrada presidente de la Corte, Norma Piña, no se levantó de su asiento para aplaudir la llegada de “el reyecito” de Palacio Nacional.

No tenía por qué hacerlo. Jerárquicamente son iguales. Ambos, junto con el presidente en turno del Congreso de la Unión, encabezan cada cual los tres poderes de la Unión. Ella sólo hizo lo que protocolariamente está establecido, igual que debe hacerlo quien encabeza la asamblea de la Cámara Baja, cuando el titular del Ejecutivo acude al recinto de sesiones.

Pero según el todavía senador Ricardo Monreal tal reflejó la “carencia de aptitudes políticas” de la ministra presidente.

¿Qué quieren los morenistas? ¿Que la señora Piña actúe como el genuflexo, dócil y zalamero ante AMLO que fue Arturo Zaldívar? ¿Qué ella y los demás ministros avalen las tarugadas que se le ocurran al tabasqueño aun y cuando rompan el orden constitucional? ¿Sería esa la “actitud política” de la cual carece doña Norma?

Pero, todavía peor, otra carencia que le descubrió la plagiaria ministra Yasmín Esquivel Mossa al pedir que Piña renuncie a encabezar la SCJN es “la técnica” –whatever that means–, porque no dialoga con el Legislativo ni con el Ejecutivo.

Vergüenza debería darle a Esquivel, pues ella debería haber renunciado cuando se evidenció que copió letra por letra las tesis con las que obtuvo los grados de licenciatura y doctorado, cuando menos.

Nado sincronizado de don Ricardo y de doña Yasmín, solo para dar pie a que el condescendiente “monarca” palaciego dijera en su mañanera de ayer que no es necesaria la renuncia de Norma Piña a su alto cargo en la Corte.

Que, de todos modos, con ella y sin ella, la Reforma Judicial va.

* * *

Todo indica que el fallo de los Mr. y Mrs. Justice de la Corte estadounidense para dar inmunidad total al presidente de los Estados Unidos también alcanzó para dispensar cualquier anomalía de la señora Mónica Soto y los dos Felipe que la acompañan en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

¡Son intocables! Un amparo les hace lo que, dicen, el viento le hizo a Juárez.

Y es que antes que acatarlo o, en su caso, promover un recurso de queja, los magistrados identificados con la 4T consideraron que el juez que concedió un amparo para que nombraran en 24 horas a los dos magistrados que mantienen al tribunal incompleto se lanzaron en su contra, señalaron que el juzgador Rodrigo de la Peza López Figueroa se estaba excediendo sus atribuciones y presentaron ante la Fiscalía General de la República una denuncia penal en su contra.

Pero no sólo eso. El equipo olímpico de nado sincronizado de la Cuarta Transformación que seguramente perdería en París ya recibió órdenes de su coach y tanto Luisa María Alcalde y Claudia Sheinbaum, quienes no tuvieron que “vender calzones” para asistir a la justa, ya pidieron juicio político para De la Peza.

¡No toquen al TEPJF! ¡Ni siquiera para que funcione completo y pueda calificar los comicios del 2 de junio!

* * *

La semana pasada, la agrupación Movimiento Transportistas Unidos que reclama el pago de 90 millones de pesos a los constructores del segundo frente del Tren Maya amenazaron con cerrar varios tramos carreteros. Lo consiguieron en Amozoc, Puebla, de donde son originarios los líderes y en la caseta de La Antigua, Veracruz, lo mismo que en algunos puntos de Quintana Roo. No consiguieron ahorcar a CDMX.

Y ante los reclamos a la Secretaría de la Defensa Nacional ya se aclaró que el reclamo deben hacerlo a los particulares que los contrataron y no a la dependencia militar.

Ésta, la Sedena, ya intervino en aras de evitar que sigan afectando el libre tránsito, como han amenazado lo volverían a hacer.

 

 

NOTICIAS CHIHUAHUA

Por AL PE

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com