Como seguramente muchos recuerdan, por décadas el líder opositor, López Obrador, fustigó en plazas y pueblos de todo el país su rechazo al “amiguismo”, el “nepotismo” y el “influyentismo”; prácticas que calificó como “las mayores lacras de la política”.

En todos sus periplos electorales Obrador bautizó como “mafia del poder” los casos de nepotismo oficial y se dijo convencido de que debían acabar emblemas de la corrupción como “los cuates” y “las cuotas”.

 

Ya convertido en presidente, López pidió a los servidores públicos rechazar presiones de amigos, parientes y familiares. Sin embargo, luego de un sexenio fallido, terminaron en un grosero engaño las promesas de acabar el “amiguismo”, “nepotismo”, “influyentismo” y la “corrupción”.

Y es que, a diario, los medios y las redes reportan casos de “la nueva mafia del poder” en todos los gobiernos de Morena.

Por ejemplo, la plataforma Latinus, de Carlos Loret, ha documentado el “nepotismo”, “amiguismo” y “corrupción” del llamado “Clan”, integrado por los hijos del presidente y sus amigos, quienes de manera tumultuaria han saqueado miles de millones de pesos del dinero público.

Apenas en días pasados se conoció otro caso del grosero nepotismo que impera en la 4-T; el electo gobernador de Tabasco, Javier May designó como secretario de gobierno, a José Ramiro López, hermano de López Obrador.

Es decir, que toda la parentela presidencial se prepara para seguir en el lucrativo “negocio” del “nepotismo”, “amiguismo, “infuyentismo” y “corrupción”, ya que los hijos del presidente serán incluidos en el nuevo gobierno del Distrito Federal.

También en días pasados distintos medios, nacionales e internacionales, documentaron los apellidos de 30 integrantes de las familias consentidas de Palacio, quienes también de manera tumultuaria saquean el dinero público.

Son las familias Obrador, Taddei, Alcalde Luján, Monreal, Godoy, Batres, López Hernández, Gómez-Concheiro y Romero Oropeza.

Como ya se dijo, los hermanos e hijos del presidente gozan del privilegio del influyentismo y el nepotismo.

 

A su vez, dos integrantes de la familia Alcalde Luján, ocupan cargos de alto rango: Luisa María, como secretaria de Gobernación, y Bertha María, titular del ISSSTE. Además, Karina Luján Luján y Tania Tiscareño Luján, primas de la secretaria de Gobernación, ocupan espacios en la 4-T.

Por su parte, la relación con la familia Taddei comenzó con Jorge Luis Taddei Bringas, delegado de los programas del Bienestar en Sonora, quien previamente militó en el PRD y luego en Morena. Fue académico en la Universidad de Sonora, en donde apoyó las campañas presidenciales de López.

El 18 de septiembre de 2019 Jorge Luis Taddei subió a redes una foto en la que varios miembros de la familia aparecen junto a AMLO. Ahí está Guadalupe Taddei, hoy consejera presidenta del INE y todos los nepotistas de su familia, como Pablo Daniel Taddei, hijo de Jorge Luis, designado por López Obrador como director de la paraestatal LitioMX en agosto de 2022.

Le sigue la familia Monreal Ávila, con el senador Ricardo Monreal, como patriarca, quien ha estado cerca del hoy presidente desde los años 90. Al menos cinco de sus familiares se encuentran en algún puesto público, principalmente en Zacatecas, entidad “gobernada” por David Monreal.

En el caso de los Batres Guadarrama aparecen los hermanos Martí, Valentina y Lenia, esta última ministra de la Corte impuesta por AMLO.

Otro caso de escándalo son los López Hernández, de Tabasco, quienes han fortalecido sus lazos político-empresariales en la región. En junio de 2023, cuando Adán Augusto López dejó la Secretaría de Gobernación, agradeció y recordó el vínculo que mantienen con AMLO desde hace más de 28 años.

La hermana de Adán, Rosalinda López Hernández, quien falleció el pasado 5 de junio, fungió hasta su último día como Administradora General de Auditoría Fiscal Federal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), y en las elecciones del 2 de junio había ganado una senaduría por Morena en Tabasco. El gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, era esposo de Rosalinda.

A su vez, Ernestina Godoy, la futura consejera jurídica de la presidenta electa, Claudia Sheinbaum, mantiene a tres familiares directos laborando en el Gobierno federal: su hermana y sus dos hijas.

 

Pero el tema tampoco es nuevo. En el Itinerario Político titulado: “AMLO, el amiguismo nuestro de cada día”, del 18 de diciembre del 2020, denuncie los casos de escándalo del nepotismo oficial.

Así lo dije: “El más reciente hallazgo de nepotismo es la pareja del ex matrimonio de Pablo Gómez Álvarez y Elvira Concheiro. Se trata de “comunistas” que presumen su activismo en el movimiento de Tlatelolco 1968 y que no sólo viven como potentados, sino como verdaderos pillos que tumultuariamente saquean el dinero público.

“En esa lista de privilegio aparecen Juan Luis Concheiro, dizque periodista que siempre medrar bajo el brazo de Pablo Gómez; “Juan Luis” es el director de la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, con un salario de 125 mil pesos al mes; la Cámara del Congreso donde su excuñado, Pablo Gómez, cobra 215 mil pesos mensuales.

“Otro pariente, Francisco Luciano Concheiro Bórquez, se desempeña como subsecretario en la SEP, con un salario de 160 mil pesos mensuales. También vive del presupuesto María de los Ángeles Rosario Comesaña Concheiro, con sueldo de 75 mil pesos, como directora de Análisis de la SCT.

“La punta de la madeja es María Elvira Concheiro Bórquez, quien en días pasados y violando la Constitución, fue electa por la Cámara de Diputados como Tesorera de la Federación. No cumple con ninguno de los requisitos de ley y aún así, su salario será de 160 mil pesos al mes.

“El hijo de Pablo Gómez y Elvira Concheiro, de nombre Ángel, trabaja como Director General de Grandes Festivales Comunitarios en la Secretaría de Cultura de CDMX, con un salario de 85 mil pesos.

“Y no podía faltar Galia Borja Gómez, sobrina preferida de Pablo Gómez, a quien el excomunista colocó como subgobernador del Banco de México, con un salario de 354 mil pesos mensuales.

“En pocas palabras, la pandilla Gómez-Concheiro se lleva del dinero público más de un millón de pesos mensuales. Así los “comunistas”.

“Otro hallazgo apareció en el municipio de Metepec, Estado de México, en donde la alcaldesa por Morena, Gabriela Gamboa, paga al mes cien mil pesos a su hija, Mariana Cabeza Gamboa, por presidir el DIF municipal.

 

“Al inicio del sexenio fue público el conflicto de interés y el inconstitucional desempeño de los esposos Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México, y Graciela Márquez, Secretaria de Economía, quien luego de los recientes enroques en Palacio, fue enviada de manera ilegal, al Inegi.

“Y tampoco es nuevo el escandaloso nepotismo y corrupción de los esposos Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública, de toda su parentela –hermanos y primos–, y hasta de su esposo, John Ackerman.

“Pero otra joya aparece en Pemex, en donde también de manera tumultuaria, el director de Pemex, el agrónomo Octavio Romero Oropeza, metió en la nómina a toda la parentela, sobre todo a Ángeles Correa Romero, sobrina, con un salario de 40 mil pesos; Patricia Oropeza, sobrina, con 43 mil pesos de salario; Pamela Oropeza, sobrina, con 95 mil pesos de salario; Marta Lucía Oropeza, con 125 mil pesos de salario y Ana Luz Flota Oropeza, sobrina, con 140 mil pesos de salario”. (FIN DE LA CITA)

Sí, López Obrador y las familias que lo rodean son la nueva “mafia del poder”. Los que dicen que no son iguales, resultaron mucho peores.

Al tiempo.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com