Noticias Chihuahua

 

Ciudad de México.- La Corte Penal Internacional dictó el martes órdenes de detención contra Serguéi Shoigu, ex ministro de Defensa ruso, y contra el general ruso Valeri Guerasimov por presuntos crímenes cometidos durante la guerra de Rusia con Ucrania.

De esta manera elevó a ocho el número de órdenes de arresto emitidas contra altos sospechosos rusos desde que Moscú envió tropas a Ucrania en febrero de 2022. Entre ellos se encuentra el presidente ruso Vladimir Putin, quien enfrenta cargos por la deportación de niños ucranianos a Rusia.

La medida del tribunal fue bien recibida por Kiev, pero Moscú la desestimó por considerarla jurídicamente carente de sentido.

El tribunal con sede en La Haya dijo que Shoigu y Gerasimov eran sospechosos de haber cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad por dirigir ataques contra civiles y bienes civiles en Ucrania.

«Los jueces determinaron que había «motivos razonables para creer que los dos sospechosos son responsables de los ataques con misiles llevados a cabo por las fuerzas armadas rusas contra la infraestructura eléctrica ucraniana» entre el 10 de octubre de 2022 y al menos el 9 de marzo de 2023, dijo la CPI en un comunicado de prensa.

Rusia, que no es miembro de la CPI, ha dicho repetidamente que la infraestructura energética de Ucrania es un objetivo militar legítimo y niega que tenga como objetivo a civiles o infraestructura civil.

Ucrania tampoco es miembro, pero ha otorgado a la CPI jurisdicción para procesar crímenes cometidos en su territorio desde noviembre de 2013.

Kiev aplaudió la decisión de emitir órdenes de arresto.

«Todos los criminales involucrados en la planificación y ejecución de estos ataques deben saber que se hará justicia. Y esperamos verlos tras las rejas«, dijo el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky el martes.

El Consejo de Seguridad de Rusia dijo que la acción del tribunal era parte de una guerra híbrida contra Moscú.

«Esto es sólo una brisa, ya que la jurisdicción de la CPI no se extiende a Rusia y se hizo como parte de la guerra híbrida de Occidente contra nuestro país«, dijo la agencia estatal de noticias TASS citando al consejo.

Aliado de Putin

Shoigu ha sido un viejo amigo y aliado de Putin y desempeñó un papel clave en la guerra. Fue destituido de su puesto de ministro de Defensa el mes pasado y nombrado secretario del poderoso Consejo de Seguridad de Rusia, en los cambios más significativos que Putin ha realizado en su mando militar desde la invasión.

Dado que la CPI no tiene fuerza policial propia y depende de los Estados miembros para realizar arrestos, no está claro si alguno de los sospechosos rusos será juzgado alguna vez.

Rusia tiene una política de no extraditar a sus nacionales y la CPI, el primer tribunal permanente para crímenes de guerra del mundo, no tiene disposiciones que permitan juicios in absentia.

Con Información de:

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com