PAUSA.MX

Arrancan mañana las campañas presidenciales en medio de una derrama de estiércol que caerá a las candidatas y al candidato, en un panorama ensombrecido por la violencia de precomicial y la amenaza de intervención del crimen organizado en favor de una de las candidatas o el candidato.

Claudia Sheinbaum en el Zócalo de la Ciudad de México, en lo que se espera el más descomunal acarreo, jamás visto en el inicio de una campaña presidencial; Xóchitl Gálvez en un bastión panista, (León) con todo el apoyo del gobierno blanquiazul de Guanajuato y Jorge Álvarez Máynez, el “Caguamas”.en Hermosillo, Sonora.

Para mañana vienen miles de camiones con los acarreados que tanto criticó la izquierda cuando el PRI estaba en el poder, pero que ahora serán el apoyo de Claudia Sheinbaum. Desde Tijuana hasta Yucatán vienen con todos los gastos pagados y que regresan una lana en los bolsillos ¿supervisará el INE el gasto del acarreo?

Gálvez lo hará en forma más discreta en León, en donde si bien tendrá el apoyo del gobierno del estado de Guanajuato, de Diego Sinué, no cuenta con toda la estructura nacional que tiene Morena con sus 22 gobernadores y el gobierno de la Ciudad de México.

Así inician las campañas en medio de un panorama enrarecido por los asesinatos de algunos aspirantes a cargos de elección popular y la amenaza de la intervención del crimen organizado en favor de alguna de las aspirantes. No creo que en favor del candidato del Movimiento Ciudadano, los mañosos no juegan con los perdedores.

¿Y la autoridad electoral? El INE tendrá que estar muy pendiente de los gastos de campaña en los tres meses que los candidatos recorrerán el país, por lo pronto, las movilizaciones de mañana, deberán ser estrictamente vigiladas, porque en una de esas concentraciones, se pueden acabar el límite autorizado para el total de la contienda.

Y no crean que estoy exagerando, el horno no está para bollos ni la princesa para tafetanes. Que Dios nos agarre confesados de aquí al 2 de junio.

En Tamaulipas los Villarreal arrasaron con todo, Américo, es el gobernador, su hijo Ameriquito, el que estiraba la mano a Sergio Carmona, es candidato al Senado y su tía, Mónica Villarreal, es la candidata de Morena a la presidencia municipal de Tampico, candidatura que le ganó a Ursula Salazar Mojica, sobrinas segunda, de Andrés Manuel López Obrador. Vaya voracidad de los Villarreal. Todo quedó entre familia. Pero Mónica, la hermana del gobernador, no la tiene fácil, enfrente llevará a la actual diputada federal, Rosa González Azcarraga, una mujer preparada y que no se arredra ante nada…Mi solidaridad con Carlos Loret de Mola, lo conozco sólo por su actividad periodística y me atrevo a adelantar que después de la jalada con la que salió ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador, la pelea será un tongo, como se estila en el box, sin embargo, que Loret haya estado en el banquillo de los acusados este miércoles es un mensaje que debe preocupar, sobre todo por lo que el inquilino de Los Pinos dijo al inicio de la mañanera del miércoles, “lo mejor de todo esto, es lo peor que se va a poner” una frase que utilizaba mucho mi paisano el político tamaulipeco, Manuel “El Meme” Garza González, ya fallecido.

Por AL PE

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com