Home Economía La reactivación económica de la mano de la confianza entre iniciativa privada y el gobierno

La reactivación económica de la mano de la confianza entre iniciativa privada y el gobierno

by

 

 

Buscando acelerar la reactivación económica tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, el pasado lunes 5 de octubre, durante la conferencia mañanera, el gobierno federal y el sector privado anunciaron la firma de un Plan de Inversión en Infraestructura para impulsar 39 proyectos en sectores como comunicaciones y transportes, energía y medio ambiente.

Así, con una inversión total de 297 mil 344 millones de pesos, el gobierno de la 4T vuelve a demostrar que su estrategia es la conjunción de esfuerzos para acelerar el paso hacia la recuperación económica y de bienestar social.

Y es que, de acuerdo con el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera el total de la inversión será del 22% del Producto Interno Bruto (PIB) y se prevé que permita generar entre 185 mil y 190 mil nuevos empleos en el país.

Este convenio que incluye a empresas chicas, medianas y grandes a las que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, agradeció su esfuerzo durante todo lo que ha durado la pandemia con medidas que van desde estrategias para no despedir empleados hasta la compra y donación en equipos médicos significarán, además de el crecimiento en infraestructura para el desarrollo, recuperación de empleos y mejora en el nivel de bienestar de muchas familias.

Por su parte, el sector privado en voz de Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CEE) y Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) reconocen, con este acuerdo, que se puede caminar de la mano con la 4T a quien le agradecieron su apertura pues consideran que esto demuestra confianza mutua.

Este convenio entre la iniciativa privada y el gobierno federal viene a acallar algunas voces que daban por hecho un divorcio entre la 4T y el empresariado nacional y demuestra que a la hora de buscar soluciones ante una crisis es posible abrir puentes de diálogo para lograr acuerdos.

Esperemos que el ejemplo cunda también a escala estatal y que las autoridades de las entidades federativas puedan también lograr convenios con los empresarios locales para incentivar el consumo local y así ayudar a que México entero vaya reactivando su economía y con ello recuperar los empleos que se han perdido con la pandemia.

En el caso de Sinaloa, es tiempo ya de pensar en serio cual será el rumbo que tendremos en el futuro cercano, necesitamos políticas públicas inmediatas que signifiquen más alternativas para nuestras actividades económicas, necesitamos poner en práctica toda nuestra creatividad y esfuerzo para encontrar soluciones innovadoras para, al tiempo que seguimos con los cuidados sanitarios, poder ir construyendo rutas de crecimiento y bienestar social duraderas.

Es en este sentido que, prácticamente de inmediato, debemos seguir el ejemplo del gobierno federal y generar proyectos que a la par de dar certidumbre a la iniciativa privada signifiquen una oferta de confianza mutua pues Sinaloa ya no puede esperar.

Por mientras, no olvidemos que es tiempo de ayudar y que en nosotros esta ir sembrando buenas acciones que nos permitan en el futuro cercano no solo superar la crisis sino retomar la ruta del desarrollo.

Related Articles