Home Esto es un juego de espías

Esto es un juego de espías

by

Victor Roccas.

“En política siempre hay que elegir entre dos males.” -Christopher Morley (1890-1957) Político inglés.

Referente al escándalo de “Pegasus” y al asombro e indignación que ha resultado en muchos de los sectores afines a la 4T, el 21 Julio de este 2021 Andrés Manuel López Obrador, dijo que “no se puede usar el espionaje con propósitos políticos (…) sobre todo, insisto, el costo, porque era un jugoso negocio para las empresas y los funcionarios”.

Disculpara el amable lector pero se requiere ser muy pendejo, y no lo digo por el dueño del dedito que todo lo sabe y quien sí se está haciendo pendejo, pues insisto no lo es, para creer que un estado no puede ni debe espiar a sus allegados y mucho menos a sus oponentes porque ¡no es correcto!, y que ello es la base del ejercicio de la política, ¡Pues lo siento, pero no todo es campaña electoral, la política incluye lo concerniente a la relación, organización, metas, responsabilidad y obligaciones entre estado, gobierno y ciudadanía!

¡Es una soberana estupidez plantear que no se puede usar el espionaje con propósitos políticos!
En el mejor de los casos dejar de espiar a otros requeriría de una seguridad absoluta en la sinceridad ajena solo posible en un estado que garantizase totalmente la integridad y dignidad de cada uno de sus ciudadanos, lo cual evidentemente los gobiernos de México no han logrado ni remotamente durante los 104 años de existir la última Constitución de 1917 al no cumplir cabalmente con sus dictados, pero a cambió si han logrado 741 reformas a 136 artículos.

Ya imaginar a un político mexicano sincero o a un empresario multimillonario forbes develando completamente los intrilínguis de sus negociaciones, es por demás un disparate de carcajada, no hay posibilidad alguna, seria algo así como encontrar una pepita de oro en el fundillo de un mojado.

(Mojado = adjetivo, hoy peyorativo y vulgar, al migrante ilegal en tránsito a USA y que actualmente gracias al gobierno, a la voluntad política y compromiso con la dignidad humana de cada ciudadano mexicano, se le reconoce como paisano, o mejor; Bienvenido paisano o mejor aún; Enaltecidos trabajadores migrantes emisores de remesas columna del desarrollo económico del Gobierno de México).

Por ello quien pretenda basar la buena política o política moral en la franqueza de otros actores políticos es un verdadero demagogo o, como he descrito antes, es estarse haciendo muy pendejo.

Y no crea el gentil lector escribo con sangre de una herida, no, pues resulta que desde los inicios de la civilización conocer mediante cualquier medio posible los pensamientos e intenciones de otros ha sido la piedra fundamental del poder, olvidemos el dinero, el discurso, la violencia, la belicosidad u otras “artes” para alcanzar el poder, el conocimiento es insustituible, conocer los secretos y predecir las acciones de contrarios y adeptos es la esencia pura del poder.

 

 

 

 

 

indicepolitico.com